Terapia Breve

Mi intervención terapéutica se basa en el modelo de la Terapia Breve. Me apasiona esta forma de hacer psicoterapia. Cuando estudiaba psicología no terminaba de sentirme cómoda con las orientaciones que aprendía. Predominaban el psicoanálisis y la cognitivo-conductual. Te sonarán casi seguro. También nos enseñaron la humanista y alguna más. Pero no me terminaban de convencer, no conectaban conmigo.

Cuando años más tarde tuve la posibilidad de trabajar como psicoterapeuta descubrí la Terapia Breve. Fue como un flechazo, un encaje perfecto. Y lo mejor de todo, me permitía ayudar a las personas en pocas sesiones. Por supuesto, me especialicé en ella. Primero en la rama Centrada en Soluciones y, más tarde, en la Estratégica. Ambas se integran y complementan, dando lugar a intervenciones breves y eficaces.

Esta terapia es válida y eficaz para tratar los problemas de personas adultas, adolescentes y/o niños.

 

🤔 ¿Cuándo tengo que asistir a un terapeuta?


La respuesta a esta pregunta es una cuestión muy personal; cada individuo tiene la capacidad suficiente para resolver la mayoría de las dificultades a las que se enfrenta a diario, ya sean del ámbito personal, socio-familiar o laboral. Si bien es cierto que a veces éstas alcanzan una intensidad, frecuencia o duración que supera su capacidad de afrontamiento y se convierten en problemas que la persona no se ve capaz de resolver, es entonces cuando se plantea solicitar la ayuda de un psicólogo. Si éste es tu caso, te animo a que lo consultes y puedas solucionarlo.

Otras veces ocurre que la persona se siente abrumada o invadida por un problema y no tiene la claridad mental o la energía suficiente como para tomar una decisión y pedir ayuda. En estos casos, lo habitual es que una tercera persona, familiar o amigo, le anime a consultar con un terapeuta.

 

👨‍👩‍👦 ¿Quiénes asisten a la terapia?


Esto depende de cada persona y del problema por el que consultan: en terapia individual acude la persona aquejada por éste; si se trata de una dificultad de pareja, lo ideal es que asistan los dos miembros; y en el caso de niños o adolescentes, es frecuente que participen los padres.

En ningún caso se obliga a una persona a acudir a la sesión si no lo desea. Ni se suspende la cita por este motivo. En estos casos, se invita a la persona que solicita la cita a asistir, ya que es quién más motivada está para el cambio.

 

💬 ¿Qué tengo que contarle a la psicóloga?


Puedes contarme lo que tú quieras, puedas y/o necesites. Yo te iré haciendo preguntas para orientar la intervención y con objetivos terapéuticos. Tus respuestas me ayudarán a comprender lo que te ocurre y diseñar mejor la terapia, adaptada a ti. A veces, cuesta empezar a hablar y abrirse, otras veces no. Sea cual sea tu caso yo me adaptaré a tu ritmo. Como suele decirse, sin prisa pero sin pausa. 

 

🔟 ¿Cuántas sesiones son necesarias? 


La intervención en Terapia Breve se desarrolla a lo largo de 10 sesiones. En las primeras comenzarás a ver resultados y en unas cinco o seis puede que el problema se haya resuelto. Es aconsejable realizar la terapia completa para asentar bien los cambios y prevenir posibles recaídas.

 

📅 ¿Con qué frecuencia son las consultas?


En principio, nos veremos cada 15 días. Conforme avanza la terapia, y va habiendo mejorías, la frecuencia de las sesiones se va espaciando progresivamente (tres semanas, un mes, dos, tres...). Terminaremos cuando hayas alcanzado tus objetivos o el problema inicial haya mejorado lo suficiente.

Si alcanzamos las 10 sesiones y todavía no se han terminado de cubrir esos objetivos, podemos continuar alguna más. Pero, en caso de no ver una mejora significativa del problema, la terapia se terminará. Continuar no tendría sentido ya que no habré podido ayudarte durante ese tiempo a resolverlo. Hacer más sesiones no nos garantizaría lograrlo. Esta situación es realmente infrecuente en terapia, pero si ocurriese se procedería de esta manera. 

 

💰 ¿Cuánto cuesta cada sesión?


El precio de cada consulta es de 50 €. Puedes pagar en efectivo o a través de bizum.

 

¡PIDE TU CITA!